La reina Letizia se reunió este jueves con un grupo de mujeres indígenas para conocer la lucha que han decidido emprender para erradicar el machismo y la discriminación en Guatemala, prevenir la violencia y convencer a las nuevas generaciones de la necesidad de que haya igualdad de derechos.

El encuentro con las lideresas comunitarias se celebró en el municipio de San José de Chacayá, en el departamento de Sololá, a unos 150 kilómetros de la capital, durante la segunda y última jornada del viaje de la reina para visibilizar la ayuda de España al país centroamericano.

Sentadas alrededor de la bandera maya de los puntos cardinales, la veintena de representantes de la Asociación de Cooperación Indígena para el Desarrollo Integral expusieron a la reina los resultados que está dando el programa desarrollado a través de talleres y de un canal por cable en más de una veintena de comunidades mayas de seis municipios de Sololá.

El rey Felipe VI saluda a los ciudadanos tras su coronación el 19 de junio de 2014.

Madrid “se engalanará” para celebrar el X aniversario de la proclamación de Felipe VI

La pretensión es mejorar la situación económica y social de las mujeres y generar una nueva cultura masculina, en la que los hombres compartan responsabilidades domésticas y las permitan acceder al trabajo y a la actividad política.

Entre las participantes, todas ataviadas con güipiles y vestimentas coloridas, estuvo Imelda Estacuy, alcaldesa de Santa Lucía Utatlán desde el pasado mes de enero. “Hay mucho machismo todavía. Los hombres dicen que las mujeres tienen que estar en casa, que no tienen voz y voto. La mujer está muy intimidada”, comentó a los periodistas Estacuy, de 58 años, apoyada en su bastón de mando.

La regidora relató a la reina que su tarea como lideresa consiste en organizar a las mujeres, capacitarlas y que pierdan el miedo y la vergüenza a participar en los talleres. “Les hacemos ver que también tienen derechos”, añadió.

La reina Letizia, este jueves durante su visita a una escuela en la localidad guatemalteca San José de Chacayá.
La reina Letizia, este jueves durante su visita a una escuela en la localidad guatemalteca San José de Chacayá.
EFE

Otra de las aspiraciones es convencer a los hombres que tomen conciencia y se unan a las charlas de sensibilización. “Es difícil concienciar a los hombres mayores, pero hay jóvenes que ya lo están entendiendo poco a poco“, remarcó Rosa Yax, de 53 años y también de Santa Lucía Utatlán.

Junto a las veteranas, hubo representantes jóvenes que han tomado el testigo en la lucha contra el machismo y el patriarcado. Según Suri Gómez, de 33 años, la meta tiene que ser “romper los estereotipos” y que los niños se eduquen para compartir las tareas domésticas: “Siempre se nos ha visto como un sujeto folclórico, no como un sujeto político”.

“A diferencia de otros países donde no hay tanta población indígena, en Guatemala el problema se agudiza“, señaló a Efe la coordinadora de la cooperación española en Guatemala, Cristina Aldama, quien remarcó que las mujeres autóctonas son “doblemente vulnerables” y tienen muchas más dificultades para mejorar sus condiciones de vida.

En San José de Chacayá, doña Letizia fue recibida con una alfombra de hojas de pino como agradecimiento por su presencia. Además del alcalde, Luis Florencio García, le dio la bienvenida la ‘reina’ del municipio, una chica de 17 años que durante un año luce la banda y la corona que le atribuye el título.

La reina a la Escuela Taller Norte de Ciudad de Guatemala.
La reina a la Escuela Taller Norte de Ciudad de Guatemala.
Casa Real

La agenda se abrió en la escuela para conocer los programas contra la desnutrición infantil y el de saneamiento de agua, del que se han beneficiados doce municipios. En una de las aulas, la reina se sentó en un pupitre ante la sorpresa de los escolares para ver cómo la maestra les enseña hábitos de higiene, que a la postre redundan en la reducción de enfermedades diarreicas.

En los dos últimos años, la ayuda española ha contribuido a reducir un 2% la tasa de niños desnutridos en San José de Chacayá (del 61 al 59%), lo que se traduce en 37 niños, como enfatizó la reina ante el alcalde de la localidad. “Parece poco, pero hay vidas mucho más sanas de muchos niños y niñas”, apuntó ante el micrófono de TVE para destacar los resultados del plan frente a un problema global como el de la falta de alimentación crónica, que afecta a la mitad de los niños menores de cinco años en Guatemala.

Desde San José de Chacayá, la reina se va a desplazar a Chimaltenango para ver un centro de apoyo a mujeres y niñas que han sufrido distintas formas de violencia y antes de regresar a Madrid se reunirá con cooperantes en el centro de formación de Antigua.