¿Sabías que siete de cada diez mujeres jamás han ido a un concierto a solas? Así lo desvela un estudio puesto en marcha por Viagogo, que  indica además que las mujeres son tres veces más propensas a sentirse inseguras al acudir a un encuentro musical.

Imagen de 'La red antisocial'

Sí: hay señores que pagan para que otros dañen la autoestima de sus ex

Pero, ¿qué hace que los festivales musicales sean especialmente peligrosos para las mujeres? La Dra. Hannah Bow, responsable de un estudio de la Escuela de Derecho de Durham que ha ahondado en este aspecto, asegura que existen algunas características específicas de los festivales que propician la violencia sexual. 

Algunos creen que en un festival, las reglas sobre violencia sexual no existen

“Culturalmente, la gente suele asistir a festivales por la sensación de libertad que aportan, así como porque da la impresión de que se trata de una especie de espacio ilimitado donde no se aplican las reglas. Desafortunadamente, para algunas personas que tienen esa actitud, esto también significa que puedan pensar que las reglas sobre violencia sexual no existen“, asegura.

Por sus dimensiones, es casi imposible detectar la violencia sexual y responder a ella cuando ocurre

“En cuanto a su distribución física, los grandes festivales comerciales se celebran en recintos muy grandes con miles de personas, que se reúnen para ver los actos en zonas muy concurridas. Esto hace que sea difícil monitorear lo que hacen las personas y casi imposible detectar la violencia sexual y responder a ella cuando ocurre”, señala. El otro problema que comenta es que las zonas de acampada suelen estar bastante alejadas del área del escenario, lo que implica una caminata bastante larga en la oscuridad en la que la seguridad no es siempre la adecuada. 

El año pasado, la décimo segunda edición del Festival Arenal Sound detuvo a once hombres; dos de ellos por violencia de género, otros dos por lesiones, y uno por agresión sexual. Ante noticias como esta, y al estar cada vez más cerca la temporada de festivales, hemos querido hablar con algunos de ellos para conocer qué medidas adoptan para garantizar la seguridad de las asistentes.

Medidas contra el acoso

“En ALMA Festival nos comprometemos firmemente con la seguridad y el bienestar de todo nuestro público y trabajamos constantemente para crear un entorno seguro y acogedor. Esto incluye una cultura de respeto y tolerancia que promovemos activamente, así como la capacitación de nuestro personal para estar atentos a cualquier situación que pueda surgir”, asegura el equipo de ALMA Festival explica a Mujer.es. 

“Estamos comprometidos con mantener un espacio donde todas las personas se sientan cómodas y protegidas, y continuamos evaluando y mejorando nuestras prácticas de seguridad en todo momento”, señala.

Imagen del Primavera Sound
Imagen del Primavera Sound
Primavera Sound

Por su parte Luis Félix Azuaga, Co-Founder Wakana Reunion, un festival muy íntimo con capacidad para 1.000 asistentes, comenta que cuentan con un formulario de entrada que cada asistente debe completar, aceptando unas bases que promueven el respeto hacia las mujeres.

Se ofrecen protocolos de asistencia y apoyo a las mujeres que se sientan incómodas

“Se han establecido además puntos morados en la recepción y en el bar del evento, donde se ofrecen protocolos de asistencia y apoyo a las mujeres que se sientan incómodas o que sufran algún tipo de agresión. Estas medidas reflejan el compromiso del festival con la seguridad y el bienestar de todos sus asistentes, promoviendo un ambiente de respeto y confianza para disfrutar de la música y la convivencia de forma segura y armoniosa”, explica. 

Protocolos de seguridad

El Ayuntamiento de Barcelona cuenta desde 2018 con ‘Protocol No Callem’, cuya finalidad es abordar las violencias machistas, específicamente las violencias sexuales y las LGTBI fóbicas en espacios de ocio. Con la finalidad de mantener un ambiente seguro y agradable durante los días del festival, Sónar colabora con este protocolo, y todas las personas empleadas por este mítico encuentro musical han sido debidamente informadas sobre el contenido y los diferentes casos cubiertos por el protocolo.

Soundit también está adherido a él, y Carina Hossack, Project Manager del festival, comenta que el personal ha realizado una formación específica creada por ‘No Callem’. “Además, en los eventos con un mayor aforo, que se realizan en el Parc del Fòrum, contamos con personal cualificado e identificado con un brazalete que está en constante movimiento, supervisando el desarrollo del evento para detectar e intervenir ante cualquier situación que lo requiera”, dice.

Primavera Sound
Primavera Sound
Primavera Sound

En 2019, Primavera Sound se convirtió en el primer gran festival en lograr un cartel con paridad de género, pero su compromiso con la igualdad y la diversidad se extendió más allá del escenario. No sólo ha sido el primer festival en adherirse al ya mencionado protocolo, sino que un año después presentó ‘Nobody is Normal’, un plan de acción contra las agresiones sexuales y el acoso, así como contra la transfobia, la homofobia, la lesbofobia y cualquier otro intento de coartar las libertades sexuales y de género en el festival. Este plan fue encargado a Genera (Asociación en Defensa de los Derechos y Libertades Sexuales y de Género).

“Ha contado con la colaboración de expertos como una psicóloga experta en el ámbito de la violencia de género, una educadora social especializada en intervención comunitaria y en la aplicación de herramientas antirracistas a las políticas públicas, una profesora de Derecho Penal de la Universidad del País Vasco especializada en la protección penal frente a la violencia sexista y un médico experto en reducción de daños y gestión del placer en el consumo de sustancias y el ocio nocturno”, asegura Marta Pallarès, jefa de prensa del festival y experta en temas de género.

Imagen de Sex Education

Nace la primera app para volver seguras a casa: la tecnología al servicio de las mujeres debe aplicarse con perspectiva de género

“El plan de acción establece consideraciones prácticas como cómo apoyar a la víctima, cómo intervenir ante el agresor, asesoramiento operativo previo y durante la mediación (si así lo desea la víctima), medidas preventivas (en zonas VIP y entre bastidores, durante los controles de seguridad o en las colas de reserva), medidas de comunicación y en cambios estructurales (la importancia de disponer de protocolos contra el acoso sexual dentro de la empresa, cómo trabajar con autónomos, recomendaciones para flexibilizar los códigos de vestimenta o cómo evitar una distribución irregular del poder)”. 

Cómo actuar

El equipo de ALMA festival explica que en el caso que una mujer se sienta incomodada en el festival, lo más importante es que sepa que no está sola y que su seguridad y bienestar son su prioridad. “Recomendamos que se acerque a cualquier miembro del equipo de seguridad o del personal del festival, quienes están capacitados para ayudar y resolver cualquier situación de manera efectiva y empática”, indica.

Las posibles acciones deben ser flexibles y poder cambiar si la víctima así lo desea

Marta Pallarès considera que cada persona puede, y debe poder, decidir en cada momento cuál quiere que sea tanto su respuesta a cualquier agresión, como la respuesta que dé el personal especializado a la misma. “Esas posibles acciones, además, deben ser flexibles y poder cambiar si la víctima así lo desea. Dicho esto, y de manera muy general, una buena vía de acción siempre será acercarse a nuestro personal itinerante o alguno de los puntos de atención para explicar la situación. Le escucharán y evaluarán tanto la situación como el estado físico y emocional de la persona, podrán ofrecerle consejo y explicarán todas las medidas que se pueden tomar, si así lo desea”, comenta a Mujer.es

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de belleza, moda y estilo de vida? Apúntate a nuestra Newsletter.