Este lunes se celebró en el Palacio de Cibeles de Madrid la gala de los premios internacionales de moda ELLE Style Awards, donde la revista entregó sus galardones a distintos actores, músicos y demás artísticas por la impronta que dejan en la sociedad. Y una de ellas fue Aitana, quien lo recibió por segunda vez y aprovechó para proclamar unas aplaudidas declaraciones feministas.

La cantante de 24 años ya fue distinguida en 2021 con este honor, pero, tres años después, se sintió “muy afortunada” de poder recibirlo de nuevo. La artista decidió recogerlo de manera muy diferente, y es que subió al escenario con un discurso preparado.

“Siempre salgo, soy bastante espontánea, y digo muchas gracias y ya. Pero me parecía una ocasión muy especial para escribir lo que he escrito“, comenzó explicando.

Aitana, en concierto.

Aitana anuncia un segundo concierto en el Bernabéu para cerrar su ‘Alpha Tour’

“Formo parte de un conjunto de mujeres tan icónicas como relevantes, y de todas las edades. La Aitana de 2021 se quedó mirando”, recordó la intérprete de Las Babys. “La Aitana de 2024 empieza a hablar, a compartir lo aprendido en tres años, a contarse y a contar con todas”.

“Hay que contar con aquellas que siguieron, lograron que la sociedad evolucionara junto a la regulación de la igualdad. Gracias a ellas, este país es referencia del progreso en todo el mundo”, alabó la triunfita.

“Creciendo en el siglo XXI, es fácil creer que no queda nada por reivindicar”, reflexionó. “¿Qué más podemos pedir si ya tenemos los mismos derechos que los hombres? Esa cuestión tiene sentido para los que aún no han aprendido que la ley y la realidad no son lo mismo“.

“Un hombre se atrevió a tocar mi timbre de madrugada”

Después, la segunda finalista de OT 2017 habló de su exposición pública que le dio el programa en el que se dio a conocer: “Exigía ser capaz técnicamente, además de flexibilidad, constancia y autoestima en cantidades imposibles a mi edad. Y que conseguí a través de todo el cariño y apoyo que recibí”.

“En 2021, la Aitana feminista, premiada aquí, dudaba sobre la intención de ciertas opiniones (…) En 2024, ya no, porque he perfeccionado mi audición selectiva y desoigo cada vez con mayor precisión los comentarios y consejos generados desde perspectivas machistas“, sentenció Aitana Ocaña.

Además, habló de cómo no solo su música es de interés, sino también su vida personal: “Resulta que, por ser mujer, todo está sujeto a una especulación. Y es que no me lo ponen fácil”.

“No sé qué pasa por la cabeza de un hombre que se atreve a tocar el timbre de mi casa de madrugada, despertándome. Es posible que imagine que estoy sola”, reveló. “Estas actitudes te obligan a preguntarte ‘qué ven al mirarte’, se permiten comentarios que jamás harían a un hombre y que a ellos les ofenderían. El más denigrante y más común en mí, que me llamen ‘producto de una discográfica'”.

El auditorio de Castrelos, en Vigo, durante una actuación.

Desde Aitana hasta Vetusta Morla y Sen Senra: estos serán los conciertos de verano de Castrelos 2024 en Vigo

La cantante continuó con su discurso, en el que habló de cómo a los hombres “no se les discute la autoría” de sus canciones, algo que sí pasa con las artistas femeninas. “Cuando una mujer reclama su crédito como autora en solitario o con más gente, puedes estar segura de que le van a preguntar ‘¿seguro que la has hecho tú o solo has puesto el nombre?'”, relató.

“Ya habéis visto lo que pasa cuando mueves el culo”

“Todas sabemos que hay que cantar y bailar, y ya habéis visto lo que pasa a veces, una madura y mueve el culo de una forma que estará bien para otras, pero que es impropio para mí”, añadió, en referencia a las críticas que recibió por sus bailes en su última gira.

Aitana llegó este sábado al Auditorio de Málaga con su alpha Tour, una gira que la llevará en los próximos meses a siete ciudades españolas.

Aitana: “Miradme, me da igual lo que me digáis, me lo estoy pasando bien y me siento sexy”

“Yo me tomo muy en serio que gran parte de mi público ha crecido conmigo, soy consciente de la influencia que tengo y me preocupo mucho por ellas, por transmitirles seguridad en sí mismas, independencia y autoestima. Estoy orgullosa de que mis letras reflejen el mundo y les ayude a entenderlo”, proclamó.

“Sé que estoy madurando por otra razón, y es que el machismo no tolera que el ideal femenino inocente juvenil que muchos vieron en mí, sin ser yo consciente de ello, se transforme; o, mejor dicho, se eche a perder para convertirse en una mujer“, sostuvo y, antes de concluir su discurso, dijo lo afortunada que se sentía por ser mujeres: “La gran suerte de las mujeres es que nos tenemos las unas a las otras”.