Llega el mes del Orgullo LGTBI y, como cada año, muchas son las empresas que aprovechan esta fecha para mostrar su apoyo al colectivo. Y Activision Blizzard ha sido una de ellas, pues ha creado nuevas recompensas en sus juegos Call of Duty: Modern Warfare 3 y Call of Duty: Warzone y ha generado diversidad de opiniones.

La compañía ya introdujo en 2020 la opción de género no binario para los personajes que los jugadores se crearan, y en 2021 hubo una actualización que permitía conseguir las ocho banderas del colectivo.

Este año han optado por incluir skins gratuitas para las armas que se consiguen conectándote cada día. “Call of Duty es para todos, y estamos orgullosos de celebrar el mes del Orgullo ofreciendo siete variantes diferentes de camuflaje, cada uno representando los colores de las diferentes banderas LGTBI”, detalla la compañía.

Los colores de los que puedes pintar sus escopetas y pistolas son los de la bandera LGTBI, la bisexual, la lesbiana, la no binaria, la trans, la pansexual y la asexual. Además, también se les puede colocar pegatinas como corazones arcoíris.

Las excusas tránsfobas para indignarse

Y, aunque esta es una inocente actualización, ha indignado a un sector de jugadores, algunos de los cuales acusan a Activision Blizzard de utilizar estrategias woke (palabra que utilizan en Estados Unidos para referirse a los que van en contra del racismo, el machismo o la LGTBIfobia).

'Luigi's Mansion 2 HD', para Nintendo Switch.

‘Luigi’s Mansion 2 HD’ inunda de fantasmas el verano tras un mes de junio lleno de videojuegos

Es alarmante que Call of Duty introduzca esto“, se quejó Libs de TikTok, perfil conocido por difundir teorías conspiranoicas homófobas y tránsfobas.

También se han difundido y criticado imágenes en las que se ve que el camuflaje también afecta a las balas, pero Kotaku señala que esto podría ser un efecto del renderizado o un error puntual del juego, pues no sucede habitualmente.

Aun así, muchos continúan afeando este movimiento de Activision Blizzard, pues consideran que esto es una falta de respeto ante la violencia que las personas trans están ejerciendo, según defienden, debido a tiroteos como el de marzo de 2023 en Nashville, perpetrado por una mujer trans.

Sin embargo, esta no es más que una excusa para arrojar proclamas tránsfobas, pues, tal y como revelan datos de Maldita.es, hubo un total de 197 autores de tiroteos en EEUU entre 1966 y enero de 2024, en los cuales solo hay una persona trans implicada. El 97,5% de los responsables son hombres (192 personas), mientras que un 2% son mujeres (4).

Lo cierto es que estas críticas discriminatorias son habituales, pues ya sea por símbolos LGTBI, antirracistas o feministas, son muchas las veces que cierto sector de la población alza la voz, como cuando multitud de usuarios criticaron el diseño de Aloy, de Horizon Forbidden West, por vérsele el bello de la cara y por ser “poco femenina”.