Multitud en un centro comercial de Marbella para ver a Kiko Rivera y Omar Montes como Reyes Magos

Multitud en un centro comercial de Marbella para ver a Kiko Rivera y Omar Montes como Reyes Magos

El centro comercial La Cañada de la localidad malagueña de Marbella tuvo que ser desalojado en la tarde noche de ayer sábado por concentrar a más personas de lo permitido. El motivo fue una iniciativa familiar del propio centro en el que se ofrecía una recepción con Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, que estaban representados, nada más y nada menos, que por Kiko Rivera, Omar Montes y Luis Rollán

Fueron tantos los que no se quisieron perder a estos «famosos» Reyes Magos que se desbordaron todas las previsiones de aforo, teniendo que intervenir la Policía Local junto a la Policía Nacional para poner orden, paralizar el acto y desalojar el espacio. Este punto fue confirmado desde el propio Consistorio que, mediante un mensaje oficial, indicó que la actuación policial se llevó a cabo al observarse un “exceso de aforo”

Muchos han sido los que se encontraban en este espacio y se hicieron eco de este suceso en redes sociales mediante fotos y vídeos que no dejaban de sorprender a los usuarios. Pese a que la mayoría de los concentrados llevaban mascarilla, tanto usuarios como público presente se quejaba de que no se respetaba la distancia de seguridad obligatoria.

Así, esta imagen, muy reprobable por el momento de pandemia que vivimos y por la continua llamada a la responsabilidad por parte de sanitarios y dirigentes políticos, ha causado gran revuelo y desaprobación entre los ciudadanos.

Desde el centro comercial, organizadores de este evento, han mandado un comunicado en el que piden disculpas por la situación vivida y explican que el motivo de estas aglomeraciones se debe al comportamiento de los fans, por lo que se vieron obligados a suspender el evento antes de lo previsto. 

Según los responsables el evento había sido convocado “sin público” pero sí fue anunciado en diversas redes sociales y los propios famosos lo habían colgado en sus cuentas personales, por lo que la situación acabó en un desbordamiento del aforo en un momento de pandemia nada oportuno. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here